¿Por qué se abren las alubias?

La piel de estas legumbres se rompe pues en el momento en que hierven y alcanzan los 100º centígrados, el agua que tienen dentro se transforma en vapor y se rompen apartando la piel.

En Savers nos chifla comunicar los trucos que nos enviáis a fin de que todos y cada uno de los ahorrativos tengamos la posibilidad emplearlos en el momento en que los precisemos. Hace unos días nuestra seguidora Cristina compartió un truco a fin de que la piel de las alubias no se rompa en el momento en que las cocemos:

A fin de que no se rompa la piel al cocer las alubias, rompe el hervor agregando un tanto alguna cosa. agua fría. Haz esto tres ocasiones y vas a ver de qué forma marcha.

Atemoriza a los frijoles. ¿Qué es y de qué manera se hace?

Vamos a estudiar un tanto sobre 'el temor a los frijoles'. ¿En algún momento te has cuestionado de qué forma cocinar frijoles blancos sin romperlos? En más de una ocasión una vez que hicimos nuestro guiso con bastante precaución, mucho más de media parta de los frijoles estaban libres y sin piel.

No es que afecte al gusto, ni muchísimo menos, pero no queda tan bien como las pieles sueltas que flotan entre garbanzos y calabazas.

Adiós a Gerard Piqué empezó

Sus compañeros golpearon al central en el momento en que el partido había terminado. El defensa empieza su recorrido por el Camp Nou para despedirse de la afición.

El Barcelona ganó 2-0 al Almería después de los tantos de Ousmane Dembélé y Frenkie de Jong. El grupo culé fue bastante superior que un contrincante que solamente dio riña y se sostuvo vivo en el partido merced a la enorme versión de Fernando, que estuvo realmente bien bajo palos.

¿Puedes comer pieles de frijol?

En el momento en que empecé a cocinar con frijoles secos, siempre y en todo momento se partían, quedaban feos y poco deseables. Se encontraba seguro de que hacía algo mal: ¿cómo todos acabaron con frijoles lindos, redondos y gorditos, y el mío parecía un enorme desastre? Decidí investigar. O sea lo que descubrí.

Los frijoles se parten en el momento en que se cocinan pues el interior del frijol se rehidrata mucho más veloz que el exterior tenuemente duro, lo que provoca que se expanda y se caiga de la piel. Esto se puede eludir remojando los frijoles, suavizando la piel y salando bien los frijoles en el agua de cocción.

¿Y si nos hemos olvidado de palpar las verduras?

Seguramente en algún instante te dedicaste a elaborar ese plato de verduras con el que soñaste a lo largo de la noche y descubriste que se te olvidaba moverlas. Te suena, ¿verdad?, para estas oportunidades hay 2 antídotos que se tienen la posibilidad de arreglar en la papeleta.

  1. Lo primero es verterlas con su agua de remojo en un envase capaz para microondas, taparlo y encenderlo a máxima capacidad hasta el momento en que empiecen a cocinarse. Proseguimos cocinando a lo largo de 2 minutos, retiramos del microondas y las dejamos como és, en el envase tapado, hasta el momento en que las precisemos cocer.
  2. El segundo antídoto es poner una cucharada chica rasa de bicarbonato en el agua de cocción y cocer las verduras el tiempo frecuente que requiera la receta que iremos a elaborar. El efecto del bicarbonato provoca que el líquido, en el momento en que llega a su punto de ebullición, burbujee bastante. De ahí que, es requisito estar sobre la marcha (mucho más de lo frecuente) con la espumadera para remover no solo las propias impurezas, sino más bien asimismo la espuma que se forma.
Subir