¿Cómo tratar los ajos antes de sembrar?

En el momento de elegir la semilla hay que remover esos dientes pequeños, tirados, rápidos, esponjosos y podridos. Una vez preparados los dientes escogidos para la siembra, se desinfectan con fungicidas.

CUIDADO Y RIEGO DEL AJO

De todos modos, son bastantes los resultados positivos de plantar ajo en nuestro jardín. Lo primordial es que el cultivo no requiere varios cuidados para tener éxito. El cultivo del ajo precisa buena tierra, como vimos, y pequeñas tareas que tenemos la posibilidad de realizar de a poco a lo largo de la etapa de desarrollo.

Es un cultivo que no nos va a dar mucho trabajo, si bien lleve un buen tiempo en el jardín. Eso sí, se debe tener precaución con el riego y no pasarse.

¿Cuándo se planta el ajo?

Si tienes la fortuna de tener un jardín o patio en tu casa y deseas hacer tu huerto, seguramente te resulta interesante entender de qué forma plantar ajo.

El ajo hay que cultivar a lo largo del otoño, de octubre a enero para el hemisferio norte, y de abril a julio para el hemisferio sur, en dependencia del tiempo de cada región. En España, se hace mejor en el mes de noviembre.

Procedimiento húmedo

Otra forma de desinfectar es a través del procedimiento húmedo, consistente en poner los dientes de semilla en un tambor giratorio.

Se hace girar el tambor a lo largo de 15 minutos, a fin de que la pasta que se forma esté en contacto con los clavos y los cubra completamente, entonces se dejan secar a la sombra, para comenzar a cultivar después.

Ajo nudoso

En el momento en que las hojas han alcanzado una aceptable altura, es hora de anudarlas, pues requerimos secar las hojas y comenzar a movilizar los nutrientes hacia el bulbo a fin de que se desarrolle bien . . La técnica radica esencialmente en realizar un nudo regular en la base del tallo.

La fecha de llevarlo a cabo es en la época de septiembre u octubre, en dependencia de en el momento en que hayamos plantado y es esencial llevarlo a cabo en el momento en que el tallo no está húmedo, por lluvia o por riego.

Las muchas características medicinales del ajo

Las indagaciones afirman que el ajo fresco tiene poderosos efectos inmunoestimulantes, antibacterianos, antivirales y antifúngicos.

Históricamente, el ajo se ha utilizado extensamente con objetivos medicinales para tratar anomalías de la salud circulatorias y pulmonares, y la investigación actualizada respalda la sabiduría de muchas de estas declaraciones históricas y mucho más.

Subir