¿Cómo se cultiva el calabacín?

Para cultivar calabacines en el jardín de tu casa, puedes plantarlos de forma directa en el suelo o en una cubierta de arena, a razón de 2-3 semillas por hoyo, a una hondura de 2 cm. Las semillas se ponen juntas pues el propósito es que rompan la corteza del suelo mucho más de manera fácil en el momento en que emerjan.

Precaución del calabacín

  • Poner el calabacín en un espacio soleado a fin de que se desarrolle bien
  • En cambio el avance genera mucho más en el momento en que la temperatura está entre 25 y 35 °C.
  • Suprime malas yerbas y restos de cultivos para impedir plagas y anomalías de la salud.
  • En el momento en que las flores de calabacín cumplen su función, se desprenden solas, con lo que tienes que retirarlas cuanto antes a fin de que no se pudran y provoquen patologías.

Cuándo hay que plantar el calabacín

En la época o finales de invierno haremos plantones. En el momento en que hacemos el semillero de calabacín y otras plantas, siempre y en todo momento es esencial cultivar mucho más. Vamos a cultivar mucho más semillas que plantas en el jardín. Esto se hace por precaución, por si acaso no germina ninguna semilla y de esta forma no perdemos tiempo, pues si algo falla hay que iniciar nuevamente el semillero, con lo que esto acarrea.

Calabacín BLACK BEAUTY

Las flores

Las flores de calabacín son de color amarillo-naranja y unisexuales, en exactamente la misma planta hay flores masculinas y femeninas. Las hembras tienen tallos cortos, un bulbo en la base de la flor (ovario), los estilos están soldados y el disco de néctar es muy aparente.

Flor de calabacín hembra.

¿Qué debe desarrollar el calabacín?

El calabacín precisa bastante sol directo, buen tiempo y temperaturas altas.

Germina a una temperatura mayor a 15ºC y no acepta las heladas.

Riego

Si tiene la intención de cultivar calabacín en su jardín urbano, ha de saber que el calabacín es una planta riguroso en humedad que necesita agua con mucho más continuidad en el momento en que se ven los primeros desenlaces. No obstante, al principio de la siembra, no es aconsejable regar bastante, puesto que las crecidas de agua son dañinos para el buen avance de la planta.

Al trasplantar, hay que realizar un riego profundo para hacer mas fuerte las raíces y no hay que regresar a regar la planta hasta el momento en que las hojas se vean "abajo"; entonces se volverá a llevar a cabo un riego profundo. Estos pasos tienen que repetirse hasta el momento en que la flor empieze a medrar. Desde ahí, el suelo continuará húmedo pero sin agua agregada.

Subir